Real e Ilustre Hermandad de Ntra. Sra. del Rocio

Los Palacios y Villafranca (Sevilla)

 

Plaza Cristo de la Salud 4

41720 - Los Palacios y Villafranca

Tfno. 955810957

hermandad@rociolospalacios.com
www.rociolospalacios.com

Faltan para el Lunes de Pentecostés

Historia de la Hermandad

El 26 de Julio de 1972 se reunieron en un salón de actos del Circulo Cultural un grupo de 55 personas todas ellas rociaras con un objetivo en común crear una hermandad, concretamente la Hermandad de Ntra Sra del Rocío de Los Palacios, pues la mayoría de ellos ya conocían la devoción la Virgen del Rocío.
En este día tuvieron la posibilidad de comenzar las gestiones para llevar a cabo la fundación de esta Hermandad. Para empezar se eligió entre los presentes al Hermano Mayor, secretario y Mayordomo, y así quedo concluida la primera reunión.
Mas tarde se paso a la composición de la Junta de Gobierno que quedo como sigue:

Hno. Mayor: Manuel Nieto del Castillo
Secretario: D. Miguel Roldan Merlo
Tesorero: D. Enrique Ramos García
Mayordomo: D. Juan Valle Santos
Alcalde de Carretas 1º: D. Manuel Arahal Ayala
Alcalde de Carretas 2º: D. Francisco Begines
Diputado de Cultos: D. Jose Sardina Delgado
Vocal 1º: D. Jose Mª Franco Galan
Vocal 2º: D. Jose Salguero Alonso
Vocal 3º: D. Jose Peña Rodriguez
Vocal 4º: D. Manuel Rodriguez Begines
Vocal 5º: D. Francisco Moguer Amuedo
Vocal 6º: D. Manuel Carvajal Tinoco
Vocal 7º: D. Pedro Moguer Begines
Vocal 8º: D. Tomas Cid Jimenez
Vocal 9º: D. Jose M. Moreno Melgarejo
Vocal 10º: D. Manuel Valiño Enamorado.

Por ultimo se nombró al hermano D. Antonio del Rocío Peña Rodriguez Hermano Mayor Honorario Perpetuo, así como al Reverendo Sr. D. Jose Mª Gomez Martín, cura párroco de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, Director Espiritual

Esta Junta de Gobierno elaboro el proyecto del libro de reglas por el cual sé regirá ntra Hermandad, el cual tiene su origen en la Hdad Filial de Benacazón, las cuales, fueron aprobadas por el arzobispo de Sevilla.

Posteriormente , se acordó ofrecer el madrinazgo de Ntra Hermandad a la Hermandad de Ntra Sra del Rocío de Dos Hermanas, en el primer año de peregrinación a las plantas de la Blanca Paloma.

Las últimas gestiones realizadas en este año, y de las más importantes fueron la elaboración de Ntro Simpecado, el cual fue encargado el bordado y confección a las monjas del Monasterio de Santa Clara de Sevilla, y la Pintura de la Imagen de Ntra Sra del Rocío será elaborada por D. Eduardo Ponce, pintor de nuestro pueblo.

En el año 1973, los hermanos de esta hermandad se encargan de realizar las gestiones para adquirir un solar en la aldea del Rocío, donde se construirá una casa Hermandad, con el trabajo de todos nuestro hermanos domingos tras domingos de forma voluntaria.

En esta fecha la preocupación de nuestros hermanos esta el conseguir un carro portador de nuestro Simpecado para la fecha de la Romería. Es entonces cuando el Hno. Mayor Honorario, nos informa del Carro de madera tallada, en Desuso de la Hermandad de Coria del Río, que tras realizar las gestiones este fue otorgado, durante el periodo en el cual ntra Hermandad no contase con un carro de su propiedad, una vez obtenido éste fue restaurado por D. Juan Gutierrez Cascales.

Antes de realizar nuestra primera peregrinación solo nos quedaba recibir la filiación como hermandad rociera, la cual fue concedida con el nº 42, y por ultimo la acuñación de nuestra medalla.
Una vez llegado el mes de mayo se cumple el deseo de todos estos rocieros, es decir realizar la peregrinación a la aldea del Roció para postrar nuestro Simpecado a las plantas de nuestra madre del Rocío.
Para celebrar nuestro primer camino el hermano Francisco Palacios " El PALI" nos cantara unas sevillanas exclusivas para nuestra Hermandad.

Es en ese momento cuando podemos decir que nuestra Hermandad del Rocío esta configurada por completo, a hora la labor será trabajar para que no se pierda el esfuerzo de estos rocieros y hacer crecer esta hermandad.

En el año 77 destacamos nuestro Primer Pregón Rociero, y será D. Juan de Dios Parejo Obregón, quien nos cante las glorias a nuestra Bendita Madre del Rocío.
Además contamos con la modificación de nuestras reglas al regularse en éstas el camino de ida y vuelta a la aldea del Rocío en Pentecostés, al no conocerse éste cuando se elaboraron.